RESUMEN DEL PROYECTO DE INVESTIGACION SOBRE EL MOVIMIENTO DE DERECHOS HUMANOS DE CUBA

QUE ESTA DESARROLLANDO UN EQUIPO DE ESTUDIOSOS DE LA SITUACION CUBANA EN LA UNIVERSIDAD LIBRE DE BERLIN EN ALEMANIA.

Este estudio comprende un análisis del rol que ha jugado el movimiento de derechos humanos en Cuba, la oposición civilista, la disidencia en general, los periodistas independientes y demás movimientos contestarios de la emergente sociedad civil en el RENACIMIENTO DE LA NUEVA SOCIEDAD CIVIl QUE TENDRA LUGAR EN LA CUBA DEL FUTURO.

ASPECTOS PRINCIPALES DE LA INVESTIGACION

1.- El impacto que ha causado en la sociedad cubana la demostración por parte de la disidencia cubana que, efectivamente, a pesar del alto costo en sufrimientos, es posible, participar en la oposición civil a Fidel Castro dentro de la Isla.

 

2.- El nuevo discurso político de la disidencia cubana provoca una ruptura con la tónica de las pasadas jornadas de las batallas por la democracia del pueblo de Cuba,que siempre estuvieron basadas en la "violencia y en la polvora redentoras", en los "pronunciamientos armados", en las "conspiraciones de organizaciones secretas para derrocar a los tiranos por medio de la lucha armada,en el terrorismo revolucionario,en el pistoletazo tiranicida y en otras fascetas de las luchas de los heroes para salvar a la Patria".

El papel del BREGAR CIVILISTA, CIUDADANO, que ha caracterizado a las organizaciones contestatarias que integran la oposición civil , abre una nueva fase en los quehaceres políticos cubanos en l976.

El actuar a "cara descubierta", sin códigos secretos algunos,hablando a voz en cuello, reclamando lo que se consideran Derechos inalienables que es preciso defender a la luz pública ante los represores, ha representado la esencia del movimiento de derechos humanos y la disidencia cubana surgida en l976.

La resonacia que para la nueva conciencia política emergente del pueblo de Cuba puede tener este ejemplo de la actuación de la disidencia,rompiendo con los precedentes de que la lucha armada era la única vía digna, patriótica, valiente, viable, respetable, efectiva, para cambiar los destinos del pais a través de la fórmula revolucionaria, ejemplos de conducta que han sido las bases del Martirologío de la Nación Cubana, en las Guerras de Independencia frente a la colonia española , en la revolución de l933 y en la que se inicia a partir de l953 con la revolución de Fidel Castro.

El surgimiento del activista de derechos humanos, pacífico, moderado en actuaciones políticas de acuerdo a los estándares nacionales, acuñados historicamente por los tradicionales líderes revolucionarios.

La formación de un nuevo liderazgo político y social en Cuba, basado en directivos de organizaciones ciudadanas que son el prototipo de El ANTIHEROE. Este es un liderato basado en el trabajo comunitario, que es uno de los roles principales del activista de derechos humanos y que fue el embrión de esta nueva vertiente de lucha. Este activista es una persona que no pretende ser "valiente" al viejo estilo cubano, es decir, pronunciando que, "esta dispuesto a enfrentarse a los tiros".

El activista de derechos humanos, el disidente, por lo general ha sido un ciudadano común, que confiesa paladinamente tener miedo ante la represión brutal y los encarcelamientos, pero que sin embargo actua practicamente indefenso, armado tan solo con sus ideas: "Las Trincheras de Papel, Las Trincheras de Ideas frente a las Trincheras de Piedras".

 

3.- EL DISCURSO DE DERECHOS CIVILES DE LA DISIDENCIA RECLAMANDO RESPETO PARA ESAS GARANTIAS FRENTE AL GOBIERNO HA SIDO, A SU VEZ, UN DISCURSO DE DERECHOS CIVILES HACIA ADENTRO DE ESOS MOVIMIENTOS.

La disidencia cubana ha sido un crisol racial. Ha respetado y promovido el liderazgo negro y mestizo. Ejemplos de Jesús Yánez Pelletier del Comité Cubano Pro Derechos Humanos; de Lionel Morejón Almagro, fundador de Concilio Cubano; Félix Bonne Carcasses, fundador de la Corriente Cívica; de Vladimiro Roca, uno de los principales disidentes cubanos; de Paula Valiente y Angela Herrera, fundadoras de un Comité de Madres por la Dignidad; de Vicente Escobal Rabeiro, un líder sindical independiente; de Oscar Elias Biscet, creador y presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos; de Eddie López Castillo, uno de los fundadores del Comité Cubano Pro derechos Humanos; de Manuel Cuesta Morua, Presidente de la Corriente Socialista Democrática; de Humberto Colás,fundador de Bibliotecas Independientes; de Jorge Luis García Pérez, Líder de prisioneros políticos; de Omar López Montenegro, uno de los fundadores de la Asociación Pro Arte Libre; y de no menos de otros 30 líderes negros y mestizos destacados.

El movimiento de Derechos Humanos y la oposición civil han abierto paso al liderato y a los roles protagónicos de las mujeres: La Dra.Marta Frayde, una de las fundadoras del Comité Cubano Pro Derechos Humanos; Tania Diaz Castro, una de las fundadoras del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba y su primera presidenta; Rita Fleitas, fundadora de la Asociación Pro Arte Libre; Paula Valiente y Angela Herrera; Marta Beatriz Roque, fundadora del Instituto de Economistas Independientes de Cuba y una de las líderes del Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna, propuesta para el Premio Nóbel de la Paz; Hilda Molina, Fundadora del Colegio Médico Independiente; Vicky Ruiz Labrit, dirigente de Concilio

Cubano; Maritza Lugo, Presidenta del Partido Democrático 30 de Noviembre Frank País; María Elena Cruz Varela, Presidenta del Grupo Criterio Alternativo; Tania Quintero, directiva de Agencias de Prensa Independientes; Roxana Valdivia, Presidenta de la Agencia de Prensa de Ciego de Avila; Daula Carpio Matos, Presidenta Provincial del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba en Santa Clara; Odilia Collazo , una de las líderes del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba; Estela Jaime, directiva del Comité Cubano Pro Derechos Humanos y decenas mas de otras líderes.

La disidencia ha reconocido el rol de los jovenes en el liderazgo de las organizaciones constestarias : David Moya del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba; Néstor Rodríguez Lobaina, Lázaro García Cernuda, Leonel Morejón Almagro, William Herrera, Preesidente de la Liga Cívica Martiana; Oscar Elias Biscet, Daula Carpio, Jorge Olivera, Reinaldo Bragado y decenas de otros líderes jovenes que encabezan muchas de las agrupaciones civilistas del Pais.

Desde su fundación, el movimiento de Derechos Humanos fue de un contenido plurarista en su espectro político: De esta manera, trabajaron líderes provenientes de las filas del antiguo ejercito constitucional de la República, como Jesús Yánez Pelletier y Raúl Gómez de Molina, ambos también de histórica militancia anticomunista, Por esta causa fueron encerrados en los presidios castristas. Conjuntamente con figuras provenientes del movimiento 26 de julio, como Gustavo y Sebastián Arcos Bergnes, Roberto Luque Escalona, Aramís Taboada, Jorge Bacallao y otros, que en algún momento de las luchas contra el regimen del General Fulgencio Batista fueron sus enemigos.

A su vez, todos estos activistas anticomunistas de siempre, desde los inicios participaron en el Comité Cubano Pro Derechos Humanos con figuras que venían de la lucha armada anticomunista de los años 60 ,como el poeta Ernesto Díaz Rodríguez y el ex comandante del Directorio revolucionario Ramón Guín . Todos ellos en conjunción magnífica con los activistas que eran de procedencia de la izquierda marxista, como Ricardo Bofill, Adolfo Rivero Caro, Elizardo Sánchez Santa Cruz, Eddie López Castillo, Vladimiro Roca y otros.

En todo el movimiento disidente cubano siempre ha existido un consenso y una bienvenida fraterna para el liderazgo que no llega procedente de algunas de estas corrientes históricas, o de un sector selecto del presidio político, o cualquier otra forma de meritología política, como ocurrió con Samuel Martínez Lara, con Tania Díaz Castro, con Ariel Hidalgo Guillén,con Oscar Peña Martínez, con Oswaldo Payá Sardiñas, con Héctor Palacios,con Librado Linares, con Odilia Collazo,con Omar del Pozo,con Rolando Cartaya,con Pedro Pablo Alvarez, con Armando Isacc Ocaña Salcines, con Bernardo Arevalo Padrón, con Francisco Chaviano, con Raúl Rivero y con el resto de pasadas y actuales figuras de la oposicón civilista .

 

4.- Comenzando por el CCPDH , tanto el movimiento de derechos humanos de Cuba, como la disidencia y el periodismo independiente, han actuado promoviendo el pluralismo, la diversidad y la riqueza de matices de las nuevas organizaciones que fueron surgiendo del esfuerzo original.

Asi por ejemplo, cuando de entre las filas del Comité Cubano Pro Derechos Humanos surgío la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, como una tendencia hacia el pensamiento social democráta que no era la del Comité, el CCPDH saludó la iniciativa y declaró a la agencia EFE en Ciudad de La Habana que le complacía que el movimiento de derechos humanos comenzara a multiplicarse.

Desde ese momento, se defendió el criterio de que ,con cada nueva organizacion contestaria que se fundaba, el movimiento civilista, lejos de dividirse, lo que hacia era MULTIPLICARSE.

De esta manera, el propio CCPDH promovió la creación del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba, para constituír un ala política que representará la idea de trabajar en las calles para fomentar los cambios políticos hacia un estado de derecho democrático, desde el que se pudiera trabajar institucionalmente para forjar la legislación correspondiente, que garantizará en Cuba el respeto integral de los Derechos Humanos.

De la misma forma, el CCPDH propició la fundación de la APAL, (Asociación Pro Arte Libre) que representó la primera agrupación de intelectuales y artistas opositores a Fidel Castro que abiertamentamente se enfrentó a la política cultural del regimen, establecida a partir de las "Palabras a los Intelectuales", pronunciadas por Fidel Castro al comienzo de revolución.

 

5.- Las campañas en la Prensa Cubana contra Ricardo Bofill y el Comité Cubano Pro Derechos Humanos de comienzos de l988, representaron una virtual CARTA DE CIUDADANIA para el naciente movimiento civilista de Cuba.

Como consecuencia de los ataques en extremo virulentos contra Bofill, la población cubana comenzó a percibir que "el asunto de los derechos humanos", del que ya habían escuchado hablar por Radio Martí, no era un "operativo de la seguridad del estado para capturar incautos", ni representaba sucesos de "provocación" para mantener controlada a la oposicion invisible y callada del País, sino que, aquel Comite de Derechos Humanos parecía ser en verdad algo nuevo y legítimo en la batalla interna contra el comunismo y frente a Fidel Castro.

De hecho, la resonancia favorable para Ricardo Bofill y para el Comité Cubano Pro Derechos Humanos de aquella compaña de difamación y desinformación al mas burdo estilo soviético( consultar los dos capítulos sobre los métodos empleados por la KGB soviética contra los disidentes de la Unión Soviética y los del resto de sus países satélites en la Obra " El Escudo y la Espada: Los Archivos Mitrokhin"de Vasili Mitrokhin, recientemente publicada por la Harvard University Press) aquella ofensiva durante cinco dias en la primera plana del Periódico Granma y de todas sus ediciones internacionales, de los espacios estelares de la televisión y la radio nacionales, de la Revista Bohemia, del periódico Juventud Rebelde, Tribuna de La Habana y de todos los periódicos provinciales, de la Revista del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, El Militante Comunista, que además publicó ediciones en 5 idiomas, de la Agencia Prensa Latina, de la Revista Verde Olivo y de otros voceros de propaganda de Fidel Castro, aquella campaña que titularon "Ricardo Bofill: El hombre de Ronald Reagan", trajo por consiguiente que decenas y hasta cientos de ciudadanos se presentaran espontaneamente en el domicilio de Bofill en Guanabacoa, para solicitar su ingreso en el Comité de Derechos Humanos. Precisamente, esta fue la coyuntura política favorable que el CCPDH utilizó para fundar el Partido Pro Derechos Humanos de Cuba , que desde los primeros momentos contó con decenas de miembros.

Hasta el momento del inicio de la campaña contra Ricardo Bofill, el CCPDH apenas había contado con unos l5 miembros reales.

Esta investigación cuenta con el co patrocinio de la Sociedad Internacional para los Derechos Humanos de Alemania.